IVA INCLUIDO - PORTES A PENÍNSULA GRATIS
¿Son necesarias las fotocélulas?

En nuestras puertas automáticas siempre dudamos si instalar o no las fotocélulas de seguridad, o también llamadas células fotoeléctricas.

Existe una normativa mínima de seguridad exigida por el Ministerio de Industria en la que obliga a todas las puertas automáticas de garaje a tener como elemento de seguridad mínimo las fotocélulas.

– QUÉ TIPO DE FOTOCÉLULAS INSTALAR

Si finalmente nos decidimos a instalar una fotocélula de seguridad en nuestra puerta automática, tenemos que decidirnos entre dos modelos: las fotocélulas de emisor-receptor y las fotocélulas de catadióptrico (también conocidas como fotocélulas de espejo).

Las fotocélulas emisor-receptor son válidas para todas las puertas automáticas, y son de una calidad excepcional. Nuestras fotocélulas ET son de un tamaño muy reducido y funcionan a 12 ó 24V y son de corriente alterna y continua, esto quiere decir que son válidas para todos los motores de las puertas automáticas.

En cambio, las fotocélulas de espejo sólo son recomendables en puertas de uso interior, pues a estas fotocélulas le afectan las condiciones meteorológicas adversas como el sol o la lluvia. Si están instaladas en el interior de una puerta de garaje se pueden instalar perfectamente, ahorrandonos el tener que pasar cable de un lado a otro de la puerta pues para el espejo no es necesario llevar cable.

– DESCUBRE NUESTROS PRODUCTOS

Comparte Tu Opinión

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

CART